“El cristiano no se deja llevar del desánimo o de la queja”, expresó el Papa Francisco este miércoles 4 de octubre de 2017 en la plaza de San Pedro.

Motril, como la Provincia de Granada, y en especial, en temas de Semana Santa, expresa perfectamente este desánimo y la queja continua.

A partir de este mes de octubre, tras ECCE AGNUS DEI, espero que la Semana Santa Motrileña tome nuevos aires, se involucren más las administraciones públicas, seamos más participativos en nuestras hermandades y nos demos cuenta que sólo se evoluciona construyendo. Seamos capaces de que el desánimo y las quejas desaparezcan.

Como motrileño y como cristiano sé que no existe mujer u hombre que no pueda cambiar, ningún odio que no se pueda vencer con amor, comprensión y legalidad; creo y espero que seamos, de esos discípulos que no sigan formulas preestablecidas o modas pasajeras, sino que demos testimonio de nuestra fe.

Cada uno de los que participemos en este histórico evento, y yo el primero, asumiremos las críticas que se nos hagan, ya sean constructivas o no.

Particularmente pensaré, que todo aquel que opine, y estará en su derecho y obligación, previamente se haya preguntado ¿Cómo puedo ayudar? o quizás mejor ¿Cómo puedo ayudar a mejorar nuestra Semana Santa? ¿Mi hermandad me necesita? La respuesta será difícil, mucho más difícil, aunque también será mucho mejor y más humana.

Vuelvo a repetir lo que dije hace un año. “Quizás sea este un punto de inflexión en nuestra Semana Santa, por el cual se le dé definitivamente el impulso que le hace falta,….”

Participemos en esta nuestra Magna Motrileña.

Salgamos a la calle a decir nuestra verdad.

 

ECCE AGNUS DEI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *