En Motril, la Semana Santa es, para una parte importante de los miembros de las Hermandades y Cofradías, como aquella famosa serie de televisión que se desarrollaba en verano en una localidad muy cercana a nuestra Ciudad.

El saber que todos los años, en algún canal de televisión, será repuesta y emitida, hace que nos relajemos, que pensemos que “De todos modos, se hará” “Esos locos sacaran a la calle los pasos”.

Pensamos que no hacen falta grandes esfuerzos para que se puedan ver en Motril, los mal llamados, desfiles procesionales. Pensamos que, como hay algunos, a los que llamamos locos, estarán ahí para hacer posible la Semana Santa. Nos despreocupemos de todo, tanto de su sentido como de su fin y sobre todo del camino que nos lleva hasta los días grandes de nuestra fe.

¿Cuantas hermanas y hermanos, cofrades todos, de las diferentes Hermandades y Cofradías de nuestro Motril participan ACTIVAMENTE de la vida de las mismas?? Me atrevería a decir que no serán más de diez por Hermandad/Cofradía.

Pero estos DIEZ, de nuestras 11+2 Hermandades y Cofradías de Motril, hacen posible que durante todo el año sea Semana Santa; y lo hacen de forma altruista, con sus aciertos y sus fallos, con muchos sinsabores, con momentos delicados tanto en lo personal como en el ámbito de hermandad, llegando incluso a no saber delimitar donde empieza la Hermandad/Cofradía y donde el ámbito personal. Se entrelazan los sentimientos con la lógica.

Esos DIEZ “locos” hacen posible que, al menos en tiempo de Cuaresma, se acerquen a las Hermandades/Cofradías el resto de cofrades todos, aquellos que no asisten a ningún acto, salvo que haya comida y bebida, aquellos que sólo se dedican a pagar la cuota del año, poniendo mala cara por pagar diez euros y la salida, “Que caro” dicen más de uno y de dos; aquellos que durante el año, se han dado golpes de pecho, diciendo “Que grande es mi Hermandad/Cofradía”, pero no han hecho nada ni por SU hermandad ni por SU Cofradía, y lo que es más importante, no han hecho nada por ellos mismos.

Pero los DIEZ, en contra de todo, siempre nos esperan, ya sea en las misas de la parroquia, ya sean en los actos que se organicen o en las reuniones que se hacen; siempre nos esperan, y con su tenacidad, hacen que se puedan reunir todos aquellos que han estado alejados de la Iglesia durante todo el año.

Nos hacen recapacitar o por lo menos eso es lo que se espera de los que nos llamamos Católicos, de que la Semana Santa no son sólo siete días, es un CAMINO de todo el año, con sus tiempos litúrgicos, con sus momentos de reflexión, con sus momentos de diversión, con sus momentos de unión fraterna, con sus malos momentos, que también los hay, pero siempre nos esperan.

Los DIEZ siempre esperan, si queremos hacer más grande nuestra FE, si queremos hacer más grande nuestra Semana Santa, acerquémonos a nuestras Hermandades y Cofradías, no sólo pensando en el día de salida, acerquémonos con ganas de hacernos más grandes internamente, aumentemos nuestra Fe.

La Estación de Penitencia es un día, de una semana del año; la Hermandad/Cofradía, es todo un año.

Vayamos a nuestras Hermandades/Cofradías, a manifestar nuestra Fe, no a querer figurar; hagamos que los DIEZ a los que llamamos locos sean CIEN.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *