Pocas horas restan para la bendición de un nuevo apóstol en la Hermandad Sacramental de la Santa Cena.Han pasado, ni más ni menos, que más de 5 años desde la llegada -que no bendición- de los primeros apóstoles, San Juan Evangelista y San Pedro, y no cabe duda de que la Hermandad está en otra etapa y que ha renacido de la anterior.

El nuevo apóstol San Andrés trae consigo esa afirmación y la ilusión depositada de muchos hermanos que están viendo materializados todos los esfuerzos. “Hay que tener en cuenta que se partía de cero”, manifiesta Antonio Jesús Sánchez, Hermano Mayor de la Hermandad, que considera que “se ha trabajado muy duro”.

“Han sido muchas las fórmulas para reactivar la economía y poder cumplir este sueño. Detrás de todo esto hay un gran trabajo de muchísima gente, a la cual quiero expresar a través de estas líneas mis agradecimientos”. Sánchez ha añadido, además, que “la hermandad no lleva a cabo el solo proyecto de engrandecer su patrimonio, sino que también realiza una labor social”.

No cabe duda de que hoy será un día para enmarcar en la historia y anales de esta recién fundada Hermandad. “A la vez es una prueba”, dice su Hermano Mayor, que cree que “la gente quiere hechos” y que la llegada de San Andrés “ilusiona aún más a la gente de esta corporación y a los que tenían duda sobre el proyecto”.

Categories: Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *