«No voy a negar que me hizo muchísima ilusión ser el pregonero de la Virgen de la Cabeza»

Alejandro Martín, residente en Granada, será el encargado de pronunciar el XXII Pregón de la Real e Ilustre Hermandad Sacramental de Ntra. Sra. de la Cabeza Coronada. Este joven, que tiene su taller de dorado y policromia, es especializado en obras de arte y mantiene un vínculo muy estrecho con la hermandad de la Patrona desde su niñez.

¿Cómo llegas a la Hermandad de la Virgen de la Cabeza?

Llegué cuando tenía ocho o nueve años, gracias a mi tío Carlos, el actual Hermano Mayor de la Hermandad. Yo siempre he veraneado en el Puerto y mi tío siempre me traía a verla. Desde entonces, el mes de agosto se ha convertido en un mes muy especial.

¿Pensabas, en algún momento, que estarías este año en las quinielas para ser pregonero?

La verdad es que no. Me sorprendió mucho recibir la llamada de mi tío Carlos comunicándomelo. No solo me sorprendió, claro, también me sentí muy orgulloso. Es un honor ser el pregonero de la Patrona de todos los motrileños.

¿Tienes ya asumido el papel que te toca desempeñar?

Bueno… Como decimos los cofrades, sabes que estás “en capilla”, pero hasta que no te ves allí no lo terminas de asumir.

¿Se puede desvelar quién será el presentador?

Será D. Juan Villalba, cofrade de Granada y un gran amigo mío. Ha sido siempre hermano y Mayordomo de la Hermandad.

Como cofrade que sabemos que eres, ¿qué supone para ti ser el pregonero de la Patrona de Motril?

Algo grandísimo. Y además algo muy especial para mí, que me transmitió mi abuela y que, vaya donde vaya, siempre la llevo en mi corazón.

¿Cuánto tiempo te ha llevado hacer el pregón?

Alrededor de un mes y medio. Le he dado muchas vueltas. He sido bastante minucioso. He querido que cada palabra fuese la correcta y estuviera en ese justo lugar.

¿Has encontrado dificultades a la hora de escribir?

Las dificultades me las he puesto yo mismo, ya que he intentado tener siempre la palabra exacta y ver cómo pueden sonar en el momento de pronunciarlas.

¿Qué fue lo primero que dijiste cuando te comunicaron que habías sido elegido para ser pregonero?

Primero le dije que me diera tiempo para pensar. La decisión era complicada y tenía una gran responsabilidad. Después pensé que era una oportunidad única, que solo ocurre una vez en la vida, y quise aprovecharla. No voy a negar que me hizo muchísima ilusión ser el pregonero de la Virgen de la Cabeza.

¿Y quién fue la primera persona que te felicitó?

Mis padres. Mi padre se olía algo porque mi tío ya se lo había comentado. Lo primero que hicieron fue advertirme. Ser pregonero era una responsabilidad muy grande. Me preguntaron si me veían capaz.

¿Llevará una dedicatoria especial el pregón?

Sí. A mi abuela, porque como he dicho antes,  gracias a ella comenzó mi sentimiento y mi devoción hacia la Virgen de la Cabeza. Y también, a mis padres.

¿Prosa o verso?

Será un poco variado. Habrá de todo.

¿Pregón con mensaje para calar hondo o de vivencias cofrades?

Creo que de las dos. Tiene su parte de mensaje y su parte de vivencias entorno a Ella.

¿El pregón será ‘’políticamente correcto’’ o tendrá algún trasfondo de crítica?

Será políticamente correcto.

¿Crees que en Motril, y en el mundo cofrade en general, se valora al joven pregonero?

Sí, yo creo que sí. El mensaje de que los jóvenes han de ser el futuro de las hermandades está muy asumido por el mundo cofrade y el de las hermandades y cofradías. De hecho, uno de mis referentes en torno a los pregones, es David Rodríguez Jiménez Muriel, junto a Javier Sabio.

¿A parte de este pregón, has realizado alguna otra intervención de este tipo?

Sí. He presentado el cartel oficial de mi hermandad de la Alhambra de Granada, y he realizado algunas presentaciones a pregones, pero ser pregonero… nunca. Esta es la primera vez.

¿Quién crees que será la primera persona que al subir al atril y ponerte frente a los folios, recordarás?

A mi abuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *